La farmacia verde para la Mujer

Las mujeres han mantenido desde la antigüedad una relación muy íntima con las plantas, haciendo uso de su intuición las han usado como alimento, cosmética, medicina, rituales etc. Recuperar este conocimiento ancestral, que constituye la base de la fitoterapia convencional, es necesario si queremos volver a conectarnos con nuestras necesidades y hacernos cargo de nuestra salud.

Las plantas medicinales destinadas a la salud femenina contienen minerales, fitoestógenos y nutrientes indispensables para la salud de las mujeres que ayudan a mejorar la respuesta del organismo al estrés físico y psíquico. Es importante, especialmente en el embarazo y lactancia, consultar con un especialista su uso, ya que la gran mayoria de estas plantas interfieren en estos estados de la mujer.

 

Te propongo algunas plantas con las que puedes gestionar algunas de las dolencias más comunes de nuestro ciclo menstrual:

– Plantas que regulan el ciclo: artemisa, milenrama, onagra, salvia, caléndula.-

-Plantas que favorecen la menstruación( emenagogas): artemisa, ruda, caléndula, ortiga, perejil.

– Plantas antihemorrágicas: alquimila, milenrama, bolsa de pastor, ortiga  .

-Plantas para los dolores menstruales( antidismenorreicas): artemisa, milenrama, pie de león, caléndula, milenrama.

-Plantas para la menopausia: salvia, cimicífuga, onagra, melisa, bolsa de pastor,caléndula.

-Plantas sedantes: hierba luisa, melisa, pasiflora.

¿ Cómo utilizarlas?

Las formas más comunes de utilizar las plantas medicinales para el sistema femenino son en tisana, irrigación vaginal, baños de asiento, duchas vaginales, tampón, pomadas  o  preparados como jarabes,  aunque también las encontramos en tintura, extracto, cápsulas… en tiendas especializadas.

Podemos usar una o combinación de varias plantas , en infusión  la dosis general es de 1 cucharada de planta por taza de agua ( 3 veces al día), en el caso de irrigación vaginal haremos preparados  con 2 cucharadas de planta/s por litro de agua, necesitaremos un irrigador vaginal.

Para los baños de asiento podemos incorporar además plantas con propiedades bactericidas, fungicidas etc para tratar otras dolencias como infecciones u hongos o simplemente como preventivo. Los baños de asiento los podemos preparar por maceración de la planta/as (5 litros de agua por 100 gr de planta, filtrar y calentar para su uso) o hirviendo la planta(15-20 min en el caso de usar la parte leñosa de la misma) , también podemos añadir un puñado por planta  en 5 litros de agua hirviendo.

Las duchas vaginales las podemos preparar con un litro de agua y una cucharada de planta/s elegidas.

Para las pomadas podemos utilizar arcilla virgen junto con la infusión de la planta elegida( añadir la infusión a la arcilla hasta conseguir la textura deseada,) las pomadas son muy recomendadas una vez finalizada la menstruación como preventivo de infecciones.

Te invito a experimentar con los distintos métodos y plantas y descubrir cual es el que más se ajusta a tus necesidades. Puedes comenzar con una única planta y según vayas conociendo sus propiedades ir haciendo combinaciones con otras.

Deja un comentario

12 − uno =